¿Porqué elegimos usar lana en lugar de telas impermeables?

SONY DSC

Mientras que la mayoría de las marcas de pañales de tela utilizan telas impermeables de mejor o peor calidad, nosotros nos inclinamos por el uso de la lana. Nuestro sistema consiste en un pañal o chiripá de algodón + un cobertor de lana merino orgánica. ¿Cuáles son las diferencias?

– La lana es de origen local, fomenta la industria nacional. La tela impermeable por ahora es importada, en su mayoría de China.

– La lana en forma de cobertor tipo bombachita, permite el uso de pañales de algodón confeccionados de forma casera. En 8 estaciones incentivamos a las familias para que les cosan sus propios pañales de algodón a los bebés, y adquieran solamente los cobertores. La tela impermeable permite confeccionar cobertores donde lo que es fácil de confeccionar son los absorbentes únicamente.

– La lana es antibacterial, no permite la formación de hongos, no retiene olores, no hace falta lavarla con cada uso. La tela impermeable debe estar siempre muy higienizada para evitar propagación de hongos y otros problemas, requiere muchos más lavados.

– La lana mantiene y regula la temperatura corporal, es fresca en verano y cálida en invierno, mantiene calentita la panza del bebé, indicación muy recomendada por pediatras naturistas para evitar diversas enfermedades. La tela impermeable acumula calor, con sus correspondientes perjuicios para la salud del bebé, en especial para los genitales.

– La lana es más resistente y duradera. La tela impermeable (y los broches y elásticos necesarios para hacer funcionar cobertores de este tipo) tienden a durar menos, en parte debido a los reiterados lavados que requiere.

– La lana es una fibra natural, de origen orgánico, las tintas son certificadas, no hay productos químicos en contacto con la piel. La tela impermeable es sintética, y pueden generar alergia en muchos bebés.

– La lana permite que la piel respire. La tela impermeable mantiene la transpiración de la piel atrapada, lo que ayuda a la formación de sarpullidos y similares.

– La lana proviene de una fuente natural renovable, y es biodegradable luego de su uso. La tela sintética aporta al mercado del petróleo, y no se degrada con facilidad.

– La lana permite utilizar un cobertor más cómodo para el bebé, sin elásticos ni broches, se calza como ropa interior. La tela impermeable requiere broches, velcro, elásticos, más propenso a incomodidades, lastimaduras y más. Además, la lana es más agradable al tacto y más cálida a la vista, que la tela impermeable.

– La lana es muy eficiente como cobertor de pañales, no permite que la humedad pase al exterior, es lo más indicado para utilizar por la noche, aún en países donde el uso de pañales de tela está muy difundido y los cobertores impermeables al alcance de la mano. Aún si el cobertor de lana se satura de líquido, queda apenas húmedo por fuera. La tela impermeable hace que la ropa se moje con más facilidad, si se satura llega a empapar la ropa y la cama por la noche.

¿Ya conocés nuestros cobertores de lana? y sabías que además tenemos prendas para bebés y niños, de lana merino orgánica?

Opina