Las madres que eligen usar lana también en verano

Nada mejor que la experiencia de otras madres para enterarse de lo bien que funcionan nuestros pañales en el verano.

Ceci, de Córdoba, comenta sobre nuestros pañales en su pequeña bebé: 12460056_553709224784052_2027129578_n

Hola! Hoy en Córdoba hacen 36 grados y no se cuánto hará de sensación térmica, al principio creía que era una locura ponerle lana a mi bebé ya que tenía la idea de que picaba y me reí cuando me dijeron para el verano! Hoy me río de mi misma por lo boba. Ja. Acá estamos, super frescas con el cober de lana! Fresco, suave, impermeable, hermoso!!!

Hace 1 año Mariana, de Formosa nos escribía sobre lo maravillada que estaba respecto a nuestros cobertores. Ante mi pregunta sobre si me permitía compartir sus comentarios públicamente, decidió escribir lo que copio abajo. (Varios meses después nos realizó un nuevo pedido para sumar pañales para su tercer hijo.)

Hacen ya 2 años y medio que uso ininterrumpidamente los paños y chiripás de 8 estaciones. Los compré antes de que nazca la nena, después llegó el varón. Los compartieron algunos meses, hasta que pasaron definitivamente al más pequeño. Como la cantidad de paños que tengo es buena, lavo cada tres días, se secan muy rápido, y basta dejarlos algunas horas a sol pleno para que se blanqueen completamente. Con ayuda de un buen jabón blanco natural, y un poco de vinagre no hace falta hervirlos.Los use siempre con cobertores de pul, y de tela de algodón.
Pero fue hace poco que decidí animarme a los cobertores de lana, justamente a fines de noviembre, cuando el calor llegó a Formosa con todo su esplendor. En un primer momento calculaba que era probable que no funcionen, debido a que la lana, si no es de altísima calidad, pica y molesta cuando la temperatura es elevada.Sólo el cobertor, como un shortPero al fin me animé, y contra todo pronóstico, los encargué. Para mi sorpresa, terminaron convirtiéndose en mis preferidos: la lana era tan suave que no lo creí, probé si era verdadera con un poco de fuego. La prueba, claro, dio positiva 100x 100, pero nunca había conseguido una merino tan linda, y a ello se debieron mis dudas. Pura, y suave como algodón!.
Como hacen alrededor de 40 grados en verano, lo testée yo misma un par de horas poniéndolo bajo mi remera para probar si eran calientes o picaban, lo cual no fue así de ningún modo.
Por sobre todas las cosas, hay que resaltar el hecho de que no ajustan en ninguna parte el cuerpito del bebé, lo que es fundamental porque es en los primeros momentos de vida donde los órganos y nervios buscan su posición.
Resultan además muy eficaces pues, con un absorbente doble, no traspasa el pis en toda la noche.
Para el que lo considere importante, es bueno saber que generan ningún tipo de imapacto en el ambiente, ni existen residuos en el procesamiento ni manufactura de materia prima y producto. De hecho ,una vez que se dejan de utilizar como pañales, si en la familia existe alguna mujer hábil que sepa destejer y estirar nuevamente la lana, se puede volver a reutilizar material noble y de alta calidad. ( La cosa es en realidad sencilla, se pasa la hebra por el vapor de una pava, y se ovilla).
Para los amantes del pelo natural, no resulta necesario discutir acerca de sus ventajas en relación a otras materias primas sintéticas. Son más agradables al tacto, aíslan tanto el calor como el frío, permiten que la piel del bebé respire,y esto último es fundamental en climas cálidos, en que la humedad retenida del pañal molesta más.

DSC_0058

Los días más graves, en que las temperaturas alcanzan los 45 grados, ( lo cual se da entre media mañana y las tres de la tarde aprox.) lo que yo hago es dejar al niño sin cobertor, con chiripá y paño y lo cambio seguido, en ese caso solo se tolera el algodón.
Para la tarde mejora un poco, y a la noche vuelvo a poner el cobertor para dormir.
Es oportuno agregar que lanolinización es sencilla, y otra vez natural. La piel del niño no toma contacto en ningún momento con materias siquiera procesadas. Todo lo que se utiliza es casi como se encuentra en el medio natural.
Todas estas cualidades hacen que cada vez que los lavo, extiendo o coloco sienta que son parte de una crianza un poco más amorosa y respetuosa del niño, y es por eso que me conforman completamente.

Opina