Por qué Usar Pañales de Tela

  • Porque no contaminan la tierra y el agua
  • Porque cuidan la piel del bebé, ya que sólo está en contacto con puro algodón
  • Porque son sustentables en el tiempo
  • Porque se pueden usar con un bebé en toda su etapa de pañales y luego pasar a otro
  • Porque cuidan la economía doméstica, el gasto se convierte en inversión
  • Porque disminuyen el volumen de basura que generamos
  • Porque reducen los residuos del proceso de elaboración

Tradición

  • Los pañales descartables existen desde hace sólo unos pocos años, ¿por qué creer que el uso indefinido de pañales descartables es sustentable en el tiempo? Históricamente siempre se utilizaron pañales de tela, desde simples trapos que envolvían al bebé comprimiéndolo, hasta los “modernos” chiripás con bombachita de goma. No caer en la idea de que lo “normal” es utilizar pañales descartables, no deben olvidarse que es una creación de las últimas décadas, es necesario cuestionar su uso y no darlo como un hecho.

Medio ambiente

  • La motivación principal para el uso de pañales de tela sin duda es de índole ecológica. Por cada pañal de tela que compra y utiliza a diario, está dejando de comprar y desechar más de 350 pañales descartables. Los pañales descartables constituyen más del 4% de la basura de la Ciudad de Buenos Aires (acá están los datos originales). Todos conocemos lo mucho que tarda un pañal en descomponerse, los desechos que se generan al producirlos, la energía y los recursos que consume su elaboración, transporte, envasado… Quizás debamos pensar en qué pasaría si nos viéramos obligados a guardar la basura que cada uno genera en el fondo de su casa hasta que se desintegre. ¿Estaría usted dispuesto a tener una montaña de pañales desechables por quizás 500 años? Y si su respuesta es negativa, piense que si bien no está en el fondo de su casa, en otro lugar del planeta esa pila de desechos que usted generó existe. Siempre las personas buscan “lo mejor” para sus bebés, y en ese proceso de crianza generan una enorme cantidad de basura que ¡también es parte de lo que le ofrecen y dejan para el futuro de sus hijos! y no precisamente “lo mejor”. (Una nota publicada en MSV, acá)
  • Quienes impulsamos 8 ESTACIONES sostenemos principios contra el consumismo indiscriminado. Siempre sería más “cómodo” comprar platos, cubiertos, vasos descartables, para todas nuestras comidas y tirarlos al finalizar, en lugar de tomarse el tiempo de lavar los platos. Pero no lo hacemos. ¿Por qué entonces proceder de esa forma con los pañales? Hay que romper el ciclo de comprar-usar-tirar, para transformarlo en comprar-usar-usar-usar-usar…

Salud

  • Muchos padres se ven inclinados a usar pañales de tela por cuestiones dermatológicas. Se utilizan con los bebés jabones neutros, shampúes especiales, cremas sin perfume, ropa suave, etc. pero al momento de colocar un pañal, es plástico lo que van en contacto con su piel en lugar de algodón. Por otra parte, debemos preguntarnos ¿qué clase de productos químicos deben tener los pañales descartables que permiten absorber tanta cantidad de pis en tan poco espacio, transformándolo en gel, o en una masa compacta? Además, los descartables no son estériles, más vale usar pañales lavados por los mismos padres, sabiendo qué están poniendo en contacto con la piel de sus hijos. Los pañales descartables contienen diversos químicos nada saludables para la piel del bebé, en este artículo se puede ver una nota completa acerca de los productos que componen un pañal descartable, tales como dioxina, TBT y Poliacrilato de sodio.

Ahorro

  • Por supuesto que también hay cuestiones económicas implicadas. Los pañales de tela implican una inversión inicial, pero aquellos de talla única como los pañales 8 ESTACIONES, permiten ahorrar entre un 60 y 75% de lo que se gastaría en pañales descartables a lo largo de los 2 años y medio que los niños tardan en aprender a ir al baño. Sólo lleva entre 6 y 9 meses recuperar la inversión, con lo que se gasta en este tiempo en descartables, alcanza para la inversión en pañales de tela.

Compromiso y responsabilidad social

  • En 8 ESTACIONES seguimos principios del comercio justo. Nuestras materias primas son principal y casi exclusivamente de origen nacional, así como la mano de obra. Los trabajadores que confeccionan, cortan, tejen o tiñen nuestros productos, gozan de buenas condiciones laborales y obtienen un precio justo por su labor. Sólo trabajamos con cooperativas, organizaciones sociales o trabajadores independientes, no utilizamos los servicios de talleres textiles ni similares. Al adquirir uno de nuestros productos, están apoyando este sistema de trabajo, permitiendo que se multiplique el beneficio para todos y dando un ejemplo de compromiso y responsabilidad social, en especial a sus hijos.