Pañales caseros y económicos: remeras, chiripás y gasas

En esta oportunidad, queremos hablar acerca de diferentes posibilidades de pañales de algodón, para usar junto con nuestro cobertor de lana merino. Mientras que el cobertor de lana evita que la humedad pase al exterior, es necesario usar algo dentro de éste, que absorba el líquido. Esta parte absorbente puede ser:

– Un chiripá, de los que se usaban hace tiempo (que hayamos heredado, comprado o confeccionado)

– Un pañal de algodón (como el que ofrecemos a la venta, de algodón orgánico, u otro que puedan confeccionar ustedes) o

– Un paño o remera doblada. Sí, las remeras de algodón son excelentes absorbentes !

Así es que hoy en este video, queremos compartir algunas opciones fáciles, prácticas y económicas, hechas a partir de remeras de algodón.

Este tipo de pañales caseros pueden representar el 90% de los pañales que usen o necesiten para sus hijos. Agregando 2, 3 o 4 cobertores de lana (según la necesidad o el uso que cada uno le de), tenemos todo lo necesario para no volver a comprar pañales descartables. Es decir que solo con una inversión de $ 540 podemos usar pañales de tela por tiempo completo.

De esta manera, con muchas remeras (necesitaríamos poder construir aproximadamente 15 pañales con las remeras), algunos pocos cobertores de lana y sus manos puestas en la confección, ingresamos al maravilloso mundo de los pañales de tela. Con materiales en desuso y de origen natural (no usamos polar ni ningún material sintético) que constituyen un sistema ecológico, sustentable y lo más saludable para tu hijo.

 

Abajo se detallan formas y más links de otros tutoriales sobre lo ya explicado en el video.

1. Paños o gasas

DSC_0047 - 2013-01-26 at 10-30-16Las gasas o paños son excelentes: no se desgastan, no importa si pierden su forma, se estiran o se encojen, secan muy rápido, siempre se lavan bien (imposible que formen hongos), y varios otros beneficios. Podemos comprar gasas de pañal, heredar de algún familiar, o simplemente hacerlas nosotros: consisten en un cuadrado de aproximadamente 70 x 70 cms. Estos paños pueden doblarse de diversas maneras. Recomendamos principalmente 3 dobleces: el origami (ideal para recién nacidos, la gasa debe ser cuadrada), el barrilete (puede acomodarse a varios tamaños de bebé, es preferible que la gasa sea cuadrada, pero no excluyente), y nuestro preferido: la bolsa (se acomoda facilmente a bebés de cualquier tamaño, y puede realizarse con gasas y paños cuadrados, rectangulares y de cualquier tamaño). Un link desde donde ver varios tipos de dobleces (entre ellos el del barrilete), y el video del doblez origami: http://www.wikihow.com/Fold-a-Cloth-Diaper#Origami_diaper_fold

Otro donde podemos ver bebés usando paños y un instructivo para el doblez origami: http://www.greenmountaindiapers.com/flat.html

Cómo hacer el doblez “bolsa” (este es el que mostramos en nuestro video): https://www.youtube.com/watch?v=G2Q7BEh_4Ow

También sugerimos ver el siguiente video, que nos envió una madre que utiliza nuestros cobertores (aquí explica cómo utilizar de manera segura el alfiler de gancho, y cómo realizar diferentes dobleces): https://www.youtube.com/watch?v=JlrfJbha4DU Este tipo de pañal (una gasa o paño doblado) se asegura con alfiler de gancho para sujetarlo al bebé, luego se coloca el cobertor por encima.

2. Chiripás

DSC_0066 - 2013-01-21 at 15-53-04Los chiripás clásicos todavía hoy se consiguen en locales para bebés, sitios web, o en nuestra página, chiripás de algodón orgánico. También es común heredar chiripás de algún familiar, vecino o amigo.

Acá queremos compartirles algunos links para hacer sus propios chiripás:

 

http://barelyknittogether.wordpress.com/make-and-do/how-to-make-a-tee-shirt-tie-diaper/

http://www.wearyourbaby.org/Default.aspx?tabid=315

http://www.diaperswappers.com/forum/showthread.php?t=1159875

http://www.flickr.com/photos/nitareality/sets/72157600046135995/

Los chiripás suelen ser de talle único, se ajustan las alas (doblándola hacia atrás lo necesario para acortar el tiro al tamaño de mi bebé), por lo que son útiles desde el nacimiento hasta que dejan los pañales. No necesitamos usar alfileres de gancho, sólo anudamos las tiras por detrás o por delante.

Descargar instructivo de los chiripás 8 estaciones.

3. Remeras

DSC_0020 - 2013-01-26 at 10-24-54Las remeras viejas son una excelene tela para pañales: muy absorbentes, suaves, elásticas… y de paso reutilizamos ropa vieja. Es posible directamente doblar las remeras y colocárselo al bebé, como se muestra en estos links (asegurando la remera con un alfiler de gancho): http://sarawharding.hubpages.com/hub/The-No-Sew-T-shirt-Diaper https://www.youtube.com/watch?v=XL7ZF3jlVgc https://www.youtube.com/watch?v=Het-ESm3LXE

Otra posibilidad es cortar la remera en forma de paño para doblarlo como explicamos en el punto 1 (simplemente cortamos las mangas y el cuello, dejando un rectángulo de tela doble), acá pueden verlo: http://dirtydiaperlaundry.com/cheap-and-easy-make-two-t-shirt-flats-from-1-xxl-shirt/

Pero también podemos, a partir de una remera, cortar 2 chiripás, uno de cada lado, simplemente copiando algún modelo (o buscando las medidas en internet, tiene que tener 50 cms de largo y 50 de ancho aprox., con alas de unos 12 cms de ancho). Si vamos a hacer un chiripá, lo más indicado es cortar uno de un lado de la remera, dejando el borde inferior para hacer la tira con la que ajustarlo, y luego cortar otro del otro lado, unos cms más arriba, para también poder hacer las tiras de la misma remera.

Volvemos a compartir el link del punto 2: http://barelyknittogether.com/make-and-do/how-to-make-a-tee-shirt-tie-diaper/

Los retazos que nos sobren, pueden convertirse en trapitos útiles para limpiar la cola del bebé, o para cualquier otro uso (limpiar la boca, secar manos, sonar la nariz… a modo de servilletas de papel). Sin embargo estos retazos también pueden superponerse y cortarse de manera tal que formen un absorbente de varias capas, que luego usaremos con nuestros pañales. Simplemente cortaremos óvalos, o rectángulos de 20, 30 o 40 cms de largo y con un par de puntadas en los extremos o en las esquinas, los aseguramos para que no se se desarme nuestro absorbente.

Telas

En cuanto a las telas a utilizar, tenemos 2 posibilidades: telas planas (franela, lienzo, toalla, gabardina, jean, gasa, nido de abeja) o telas de punto (jersey, interlock, frisa, ribb). Las primeras se deshilacharán si no tienen dobladillo, mientras que el jersey o interlock (la tela usada en remeras) no requiere dobladillo, simplemente cortar y usar. Algunas telas como la frisa o el jean se deshilachan un poco con los primeros lavados, pero no incomodan mucho ni dificultan el uso. Lo que debemos tener en cuenta, es que las telas tienen que ser 100% de algodón, o al menos un 80% (al momento de comprar tela es necesario aclararlo varias veces porque sino nos ofrecen telas con 50% de algodón, puede ayudar decir que usaremos las telas para teñir, ya que no es posible teñir telas sintéticas). Insistimos en la idea de reutilizar telas viejas: las remeras son ideales para esto, pero también podemos usar toallas o sábanas viejas (siempre que sean de algodón), repasadores, jeans, joggings, buzos, incluso los trapos de piso (si son de algodón, de trama bien cerrada), constituyen excelentes absorbentes!! El otro tema controvertido es el alfiler de gancho. Mucha gente se siente insegura y no quiere usarlo por miedo a pinchar al bebé. Insistimos en que es más fácil de usar de lo que uno cree. En primer lugar es importante usar un alfiler de gancho con seguro (aquellos que no pueden abrirse fácilmente, se consiguen en mercerías grandes), de esta manera nos aseguramos de que no se va a brir mientras esté colocado en el bebé. El siguiente problema es pinchar al bebé durante la colocación. Para evitar esto, sugerimos pellizcar la tela que queremos enganchar, y de esta forma pasar el alfiler de un lado al otro, sin necesidad de pasarlo de afuera hacia adentro como haríamos normalmente (esto está explicando en el siguiente video: https://www.youtube.com/watch?v=JlrfJbha4DU). De todas formas, mientras nuestras manos estén entre el pañal y la piel del bebé, no hay posibilidades de pincharlo. Para facilitar la tarea sugerimos pinchar los alfileres en un jabón mientras no estén en uso, ya que así se deslizarán con mucha mayor facilidad al momento de colocarlo.

En un próximo post hablaremos sobre cómo confeccionar pañales de algodón más complejos (con elásticos, broches y más), y muchos otros temas.

Que lo disfruten.

Opina